martes, 23 de junio de 2009

Un recorrido por Alarilla

El pasado fin de semana descubrí un rincon maravilloso de nuestra piel de toro. Junto con un grupo de amigos, a los que me une inquietudes juveniles, pasamos una jornada maravillosa en un pueblo de Guadalajara. En Alarilla.


Es la localidad de la campilla que más cerca está del cielo. Protegida por el cerro de La Muela, es uno de los miradores naturales privilegiados de Guadalajara. A sus pies las aguas de los ríos Sorbe y Henares se funden en un solo cauce.

El origen de Alarilla se encuentra en este monte, de casi mil metros de altura, en forma de Muela que albergó en su cima un Poblado Celtibérico. Desde este punto estratégico el hombre ha vigilado durante siglos el trasiego de los caminantes por el centro de la península. Desde hace años La Muela de Alarilla se ha convertido en uno de los puntos más solicitado para la práctica de deportes aéreos de vuelo libre como el Ala Delta, Parapente, Cometas de tracción y Aeromodelismo. Miles de deportistas tienen cita obligada en Alarilla durante todo el año.

El cerro de la Muela, plano en su cima y abierto a los cuatros vientos es ideal para practicar el vuelo y para celebrar competiciones de carácter internacional. Venga de donde venga el aire siempre hay un lugar hacia el que extender las alas.

Pero los privilegiados naturales no sólo le vienen a Alarilla de su espectacular cerro. A los pies del pueblo las aguas de los dos ríos más importantes de la Campiña, el Sorbe y el Henares se abrazan en uno dando lugar a un entorno fértil y paradisíaco donde el agua y el verdor son los únicos protagonistas. Numerosos excursionistas recorren a pie o en bicicleta las orillas de ambos ríos, descubriendo caprichos naturales de gran belleza. Existen zonas de acampada y terrenos acotadas para la práctica de la pesca, otro de las grandes atractivos de Alarilla.


Sin duda, lo primero que llama la atención al visitante es la Iglesia parroquial situada como un maravilloso mirador hacia los campos del mediodía y el conjunto urbanístico de Alarilla. Su plaza, sus fuentes y sus empinadas calles que aún conservan el encanto de los viejos pueblos castellanos.
Alarilla conserva muy vivas aún las viejas costumbres. Por ello todavía se juega a los Bolos Castellanos, se practica el Frontón y las gentes aprovechan cualquier excusa para charlar saboreando una buena chuleta asada en la brasa. A poco más de diez minutos de Guadalajara,



El último fin de semana de agosto, Alarilla festeja a su patrón el Santo Cristo del Amparo. Procesiones, verbenas, fuegos artificiales y los imprescindibles Encierros Taurinos por la calle y por el campo, completan unas agradables jornadas festivas que suelen ir precedidas de una semana cultural con juegos, exposiciones y actuaciones. Pero hay dos fiestas en Alarilla que han trascendido el ámbito provincial. Las dos tienen lugar en la Navidad. El día 1 de enero el Zarragón personaje ataviado con máscara y traje de colores recorre el pueblo en un rito milenario. El día 5 de enero por la noche, los reyes magos llegan a Alarilla en Ala Delta y Parapente en una de las Cabalgatas más originales de España, en un espectáculo de luz y color imprescindible.
Fotos del autor

Y para el que quiera pasar unos dias os dejo la direccion de unos apartamentos rurales.

1 comentario:

DarkJJ dijo...

Impresionante el recorrido que has hecho de esta localidad, andaba buscando información para una escapada de fin de semana y después de leerlo está claro que vamos seguro.
Por la web de Trivago he visto que tiene un alojamiento en la localidad, http://www.trivago.es/alarilla-151716 , por si se nos echa la noche encima.
¿Te animas a añadir tu artículo allí?, enriquecería mucho la información