miércoles, 29 de septiembre de 2010

Bronchales - Sierra de Albarracin


En la provincia de Teruel se encuentra una de las mas maravillosas sierras de España, la Sierra de Albarracin, y dentro de la misma la localidad de Bronchales. Situado a 1569 m. sobre el nivel del mar y rodeado por uno de los pinares más densos de la Península Ibérica, Bronchales es, sin duda, lugar destacadodentro del turismo de alta montaña.



Sotios a visitar tenemos la cascada de Calomarde. A 6 kilómetros de Royuela por la carretera que lleva a Calomarde y Frías, se encuentra uno de los fenomenos mas impresionanetes de la sierra.










Orihuela del Tremedal es otra localidad para visitar. Realizando un recorrido llama la atención su maravillosa iglesia de San Millán de la Cogolla, iniciada en 1770. Cuenta con tres naves y crucero con cúpula. A los pies se levantan los tres cuerpos que forman la torre rematada en un airoso chapitel. Junto a ella se encuentra la fachada neoclásica con tres módulos, el central adelantado.



Cerca se encuentra el Santuario de la Virgen del Tremedal, construcción del siglo XVIII y posteriormente reconstruido en 1880. Se conserva en su interior una bella talla románica de la Virgen del Tremedal, a la que se le realiza cada mes de septiembre una romería desde el pueblo y otra de carácter folklórico-religioso que consiste en dar tres vueltas con la imagen en procesión alrededor del Santuario. Desde su atalaya se divisan unas maravillosas vistas de toda la sierra.



Castillo de Peracense

Por ultimo, otro lugar para visitar es el Castillo de Peracense, situado sobre un apartado risco de la sierra Menera, en el municipio de Peracense. El origen de este castillo es confuso, pero se sabe que ya existía en 1284, pues fue utilizado por las tropas reales como punto de partida para la conquista de Albarracín.

La construcción del castillo de Peracense es a consecuencia de la rivalidad medieval entre los reinos de Castilla y Aragón. Su misión era la de controlar uno de los posibles puntos de acceso por los que las tropas castellanas podían penetrar en Aragón en momentos de conflicto, y evitar así su llegada a todo el Valle del Jiloca y a localidades tan importantes como Santa Eulalia, Villafranca, Monreal del Campo o la propia ciudad de Teruel.

Es de planta cuadrado y está situado sobre una escarpada peña, siendo inexpugnable por varios de sus flancos. Restaurado recientemente, merece ser visitado




Fotos realizadas por el autor. Agosto de 2010


No hay comentarios: