miércoles, 13 de abril de 2016

Cementerio de los ingleses


Fotos. Pedro Ignacio Fernández

Un espacio poco conocido en Madrid, el cementerio de los ingleses. Su primitivo lugar fue la plaza de Colon, pero el crecimiento de la capital hizo que se tuviera que trasladar a otro lugar. Fue en 1854 cuando se creó el actual Cementerio Británico, en Carabanchel, situado en la calle de Comandante Fontanes. Se creó para ser un lugar en el que los cristianos no católicos pudieran ser enterrados, ya que no eran admitidos en otros cementerios existentes en aquel entonces. Era gestionado por un grupo de británicos establecidos en Madrid.

Con el paso del tiempo, no sólo fueron ingleses los enterrados sino que también fueron de otras nacionalidades, incluyendo luteranos, miembros de la iglesia ortodoxa rusa y griega, judíos, ya que la legislación española no permitía enterrarlos en los Cementerios Civiles.

La fachada está construida en ladrillo revocado y sobre la puerta hay un escudo del Reino Unido. No sólo destaca por su estilo de enterramiento o procedencia de los enterrados, -hay inscripciones en latin, francés, alemán, hebreo o español- sino también por quién está enterrado. Por ejemplo, el fundador del Circo Price, el fundador del Restaurante Lhardy, la familia Loewe y la dinastía Bagration (casa regente de Georgia).

Se puede visitar los martes, jueves y sábados, de 10:30 a 13:00. Merece la pena visitarlo.

https://www.google.es/maps/place/Cementerio+Brit%C3%A1nico/@40.3956438,-3.7229863,17z/data=!4m2!3m1!1s0xd4227c1d06bde29:0xe6776720d6087b82?hl=es











 









No hay comentarios: