sábado, 12 de septiembre de 2009

PEÑA DE FRANCIA

Nuestro siguiente punto de destino es el El Santuario de Nuestra Señora de la Peña de Francia a no mas de 20 Km de distancia de la Alberca. Situado en la Sierra de Francia. Allí, a 1783 metros de altitud, se erige este santuario desde donde se contempla un singular paisaje que abarca la llanura castellana, las montañas de las Hurdes y la sierra de la Estrella en Portugal. Al mismo se llega tras ascender por una carretera llena de curvas, que hace, incluso, mas deseoso la llegada.





El motivo de este nombre no se sabe con certeza, como tampoco el origen de las imágenes. Sabemos que una colonia francesa figura entre los repobladores de Salamanca en el siglo XI. Tan sólo dos años después del hallazgo de la imagen de la Virgen se hicieron cargo, de ella y de su ermita, los frailes dominicos.






Sobre el santuario, transcribimos la informacion facilitada en http://www.dominicos.org/pdefrancia/pagines/ElSantuario.htm El 19 de mayo de 1434, día en que Simón Vela y un reducido grupo de lugareños encontraron en la cumbre de la montaña la imagen de la Virgen, comenzó a edificarse lo que hoy conocemos como Santuario de la Peña de Francia. Aquel día levantaron una pequeña cabaña que a los tres meses y medio comenzó a convertirse en la capilla que hoy ocupa el presbiterio de la iglesia. No mucho tiempo después se construyeron las actuales capillas de Santiago, San Andrés y el Santo Cristo.

Estas primeras y sencillas construcciones, de inspiración románica, fueron consideradas insuficientes debido a la gran afluencia de peregrinos que atrajo, desde los primeros días, la imagen de la Virgen recién descubierta. Por ello, ya en el año 1445, con la aportación de todos los fieles y del rey Juan II y su corte, se iniciaron las obras de ampliación de la iglesia. En un espacio de 26,66 por 18 metros se construyeron las tres naves góticas de la actual iglesia. Éstas quedaron ligeramente descentradas de la primera capilla construida, hoy presbiterio, debido a que por estas fechas se había iniciado ya las obras del
convento de los dominicos. En el año 1450 la iglesia se encontraba totalmente terminada.

En el siglo XVI se edificó la actual sacristía, cuya bóveda gótica recuerda la del claustro de Los Reyes del convento de San Esteban de Salamanca. La portada neoclásica y la amplia escalinata que se abre ante ella se realizaron en la década del setenta del siglo XVII. La torre, de 17 metros de altura, fue levantada en 1767 de acuerdo a la inscripción que figura bajo el escudo dominicano incorporado al edificio.En todas estas edificaciones se utilizó granito, que con otros materiales como cal, arena, teja, madera, etc. fueron transportados, a lomo de bestia, desde el Casarito hasta la cumbre de la montaña.

No hay comentarios: